El Portal de Mondoñedo en FacebookSíguenos en TwitterVídeos de Mondoñedo en YouTubeTitulares RSSGalería de fotosBuscar en El Portal de MondoñedoMindonienses en el mundoAgendae-mail gratis
Mondoñedo
Inicio
Monumentos
Historia
A Cidade
Natureza
Persoeiros
Feiras e festas
Mondoñedo en cifras
Con voz propia
Fotografías
Galería de fotos
Viaxe ó pasado
Fondos de pantalla
Mondoñedo TV
Idioma
Página en Español
Páxina en Galego
Actualidade
Noticias
Eleccións Municipais
Cultura
Deportes
Reportaxes
Novidades da web
Calendario
Servicios
Mapa da emigración
Axenda
Enlaces web
Libro de visitas
E-Mail Gratis (GMAIL)
E-Mail Gratis (ZZN)
Sala de Xogos
Info mondonedo.net
Mapa do sitio
Colabora
Uso de cookies
Buscador
En liña...
Contador
20926544 visitas
 
Jubilados
16 / 01 / 2017 > Con voz propia Compartir en Facebook Compartir en Twitter
Son los que los han cesado definitivamente en su actividad laboral o se les ha relevado de su empleo, por razón de su edad o imposibilidad para el trabajo, concediéndoles y conservándoles una pensión para vivir dignamente el resto de su vida ya definitiva, y con alegría, sin que sean arrinconados, ni se les considere desechados por inútiles como las cosas, pues si llegan a ese estado es porque no valen ni pueden trabajar, siendo el trabajo para ellos un riesgo que puede lesionar su integridad física o, incluso, la muerte, por mucho interés que puedan tener por trabajar. Vivir, sin pasar apuros, sin hacer un ejercicio de malabarismo con su paga. 
Cubren el sistema de pensiones las de jubilación, incapacidad permanente (la más dura cuando el jubilado tiene edad de mayor y encima tiene limitadas sus facultades –injusto-.), viudedad, orfandad y a favor de familiares.
En el Reino de España hay, en la actualidad, casi 9 millones y medio de jubilados, cifra que continúa al alza. Y debe tener la culpa de esta alza la injusta ley que permite meter en el sistema de jubilaciones a aquellas personas que aún estando en edad laboral o de trabajar y con la salud necesaria, a tope, las prejubilan, en virtud de las llamadas jubilaciones anticipadas de las que hacen uso, quizás de una forma abusiva, entidades bancarias para regulación de empleo o para ajustar ganancias, después de recibir, con la crisis económica de la que aún no salimos, del Estado una subvención de más de 60.000 millones de Euros para ajustar sus cuentas y evitar el cierre de alguno de ellos o de todos, subvención que hemos de pagar todos los españoles por encima de nuestros impuestos. Y algo parecido pasa con las grandes empresas que regulan el número de sus empleados y hacen ajustes para ganar más.-
Y esta sin razón aumentó el número de perceptores jubilados en unos 300.000, o así lo creemos.
Después de varios años sumando jubilaciones por esta causa el Gobierno se acuerda ahora que la hucha de las pensiones o Fondo de Reserva se está mermando y le quedan unos 15.000 millones después de echar mano de la hucha para pagar el mes de diciembre último, y busca fórmulas para garantizar los futuros pagos y plantea la propuesta de jubilarse con el 100 % de la pensión y seguir trabajando, cuando si te jubilan es porque no vales para esto, ni rendirás como un trabajador convencional y correrás el riesgo citado de lesionar la integridad física y la muerte antes de tiempo, así como, desde luego, perderás dignidad y el derecho de vivir con alegría los últimos años de tu ya corta vida, así como el respeto que se les debe consagrar, con el fin de que sus hijos no lleguen a tirarles los tiestos para que dejen de ocupar el sofá de su propia casa y quede libre para sentarse allí los perros de los hijos. Asimismo plantea financiar con los impuestos las pensiones de viudedad y orfandad, que, sin duda, nos parece acertado. 
Como acertado nos parece subir las cotizaciones a las grandes empresas y que se retrase la edad de jubilación de forma progresiva hasta los 67 años en 2.027.
No debe ser, no puede ser, pagar impuestos y la Seguridad Social durante 50 años y que se llegue a la edad de jubilación y que no se pueda vivir dignamente cuando estás desechado por inútil, después de trabajar toda tu vida, mientras otros disfrutan del bienestar, que les produce su capital dinerario venido posiblemente de la corrupción todavía impune o de los sueldos desorbitados que percibieron o perciben sin grandes esfuerzos algunos ejecutivos de empresas de élite y los políticos habidos en exceso, exceso este porque no se modifica el texto constitucional que como ley fundamental debe gozar de la empatía de los ciudadanos para lo que necesita ser adaptada a la realidad de cada momento al no ser bueno tratar de imponer a las nuevas generaciones un texto en el que no participaron y que muestra signos evidentes de estancamiento, estando entre los puntos susceptibles de revisión, entre otros, las autonomías y las diputaciones que deben desaparecer ya que no se adaptan a la situación actual toda vez que hoy su objetivo de acercar el poder al ciudadano se alcanza de otra manera con la aplicación de las nuevas tecnologías, y lo único que hacen es presentar duplicidad de cargos, burocracia y gastos elevados, y sacar a la luz de todos los españoles que nacieron con el pecado original famoso de café para todos, como apuntó un ilustre señor amigo mío, circunstancias o coyunturas éstas que nos llevan también a la realidad de que los Ayuntamientos deben agruparse, con todo lo cual sí se sanearían con abundancia nuestro sistema de pensiones públicas y la hucha de éstas o el llamado Fondo de Reserva, para durante muchos años o quizás Siglos, o mil Primaveras más. Y creo que con esto queda claro que hoy las autonomías, las diputaciones y tantos ayuntamientos, carecen de sentido por ser varios los poderes interviniendo en los mismos ámbitos, y lograríamos un sistema de pensiones mejor y duradero actualizando así el Pacto de Toledo.
Creemos insultante y una falta de respeto hacia los jubilados por parte del Gobierno y de los grupos de la Oposición, por permitirlo teniendo mayoría absoluta, que solo se suban o revaloricen este año las pensiones un 0,25 % que técnicamente es una congelación, es ridículo.
Y este ridículo es más llamativo si tenemos en cuenta que cuatro millones ochocientas mil personas cobran o reciben al mes una paga inferior al salario mínimo interprofesional (SMI), señalado este año de 2.017 en 707,6 Euros, y el año 2.016, 655,20 Euros (miseria que debieran gobernar los políticos en sus casas para ir a la compra a la plaza con 50 Euros para no traer casi nada para comer). Si bien es cierto que en ese tramo están un millón novecientas mil personas que cobran entre 600 a 655,5 Euros. Pero hay casi otro millón que no llega a los 350 Euros, representando el 10% del total de pensionistas. Entre aquellos con una paga inferior al sueldo mínimo, siete de cada diez son mujeres.-
Seis millones seiscientos mil perceptores se quedan por debajo de los 1.000 Euros. 
Y una encuesta refundida por el BBVA estima que necesitarán 1.219 Euros al mes para tener una situación económica bastante holgada.
Y solo hoy en España hay 262.683 pensionistas que cobran la pensión máxima fijada en 2.567 Euros para el 2.016 y la superan el 2,77 %.-
Existen dos millones cien mil personas que reciben una paga que oscila entre los 1.000 y 2.000 Euros, de los que los que suben de 18.000 Euros al año debe pagar el correspondiente IRPF. No lo sé, pero la coalición política Común Podem denuncia que las pensiones públicas perdieron un 3,5 % de capacidad de compra entre 2.011 y 2.015. Y en ese primer año el PSOE las congeló para cumplir con el déficit en uno de los peores momentos de la crisis económica a pesar de que los precios crecían a un ritmo del 3%. En 2.012 el IPC registró de nuevo incrementos superiores a la subida de 1% aprobada para las pensiones. Al año siguiente se estableció un alza del 2% para aquellas inferiores a 1.000 Euros y del 1% a partir de esa cuantía que sí permitió mejorar en capacidad de compra, pese al IRPF de algunas de este tramo. A partir de entonces se estableció el aumento mínimo del 0,25 % aplicado desde 2.014, pero el colectivo también ganó poder adquisitivo durante estos años porque los precios iniciaron su descenso al calor del abaratamiento de la energía, especialmente la gasolina y el gas-oíl.- 
Sin embargo, ha vuelto a subir en los últimos meses debido al alza del petróleo y la tasa interanual del IPC cerró el año con el 1,5 % y llegará en 2.017 en torno al 2%, según el Banco de España, y con el alza del 3% en las comunicaciones, más el 1,8 % por la ropa, el calzado y la vivienda, sin olvidar la suba del gas y la luz en un 1,9 % más, los hoteles, cafés y restaurantes un 1,3 %, las patatas un 16,9 %, las legumbres y hortalizas un 5,6 %, el cerdo un 2,3 % y el pollo un punto porcentual, los huevos un 2,8 %, lo que significa que los pensionistas y jubilados vamos a perder poder de compra y hallarnos en un efecto negativo en cadena en la cesta de la compra, al subir las pensiones tan solo el 0,25 % (llamado Índice de Revalorización de las Pensiones), para todo el año de 2.017, si la sensibilidad del Gobierno no lo cambia, al ser rechazada por los sindicatos y los distintos partidos de la Oposición que reclaman una subida por encima de dicho mínimo legal, alcanzando un 1,5 %.
Discriminados deja el Gobierno a los pensionistas al subir el SMI un 8%, a los abogados del turno de oficio el 10% y al Gobierno del señor Núñez Feijóo el 7,5 %.
Suben las pensiones un 0,25 % que supone una media de unos 1,92 Euros más al mes, cuando para hacer frente a la inflación precisarían, al menos, 12,3. Y las pensiones tampoco tendrán la paga para compensar la desviación del IPC, que solía ser habitual en los años previos a la crisis que se dice que se acabó.
Se dice que salimos de la crisis, o que estamos saliendo, pero no existe el período de expansión de la actividad económica que repercuta en el índice de Reactivación de las Pensiones.
Así lo opino y firmo este trabajo en Mondoñedo a 14 de enero de 2.017.
 
LORENZO ARES ROBLES - Mondoñedo


NOTA: LAS OPINIONES VERTIDAS EN ESTE ESPACIO SON DE EXCLUSIVA RESPONSABILIDAD DE SUS AUTORES Y NO REPRESENTAN NECESARIAMENTE LA OPINIÓN DEL EDITOR.
Para publicar un artículo firmado en esta sección escribir a:  Este enderezo de correo electrónico está protexido contra os robots de spam; necesita ter Javascript activado para podelo ver
 
 


 
Mondoñedo en Twitter

Mondoñedo en Facebook
Destacados
Mondoñedo nevado Mindonienses no mundo Viaxe ó pasado

 
© 2017 Mondoñedo en www.mondonedo.net