El Portal de Mondoñedo en FacebookSíguenos en TwitterVídeos de Mondoñedo en YouTubeTitulares RSSGalería de fotosBuscar en El Portal de MondoñedoMindonienses en el mundoAgendae-mail gratis
Mondoñedo
Inicio
Monumentos
Historia
La Ciudad
Naturaleza
Personajes
Ferias y fiestas
Mondoñedo en cifras
Con voz propia
Fotografías
Galería de fotos
Viaje al pasado
Fondos de pantalla
Mondoñedo TV
Idioma
Página en Español
Páxina en Galego
Actualidad
Noticias
Elecciones Municipales
Cultura
Deportes
Reportajes
Novedades de la web
Calendario
Servicios
Mapa de la emigración
Agenda
Enlaces web
Libro de visitas
E-Mail Gratis (GMAIL)
E-Mail Gratis (ZZN)
Sala de Juegos
Info mondonedo.net
Mapa del sitio
Colabora
Uso de cookies
Buscador
En linea...
Contador
22794035 visitas
 
El amor de un hombre y una mujer
14 / 02 / 2011 > Con voz propia Compartir en Facebook Compartir en Twitter
Exaltada y exultante libertad venida de una derrotada depresión dictatorial y militar.
Ese hombre joven, de profesión fija y limpia, con cierto poder, con planta y talento, dicharachero con ellas, con oratoria cameladora, ejecutivo, ágil mental, con inteligencia extraordinaria, atractivo para las jovencitas -éstas decían que tampoco estaba mal cuando caminaba con el galante rubio que llenaba de féminas los salones de actos de los institutos de enseñanza, y del cual ellas sabían su estado de casado-; supo aguantar ejemplarmente su unión conyugal cuando podía tambalearse por aquellos acontecimientos y se agarró firmemente al irrompible amor que siempre desde muy jovencita le profesó a esa su siempre querida, venerable y bella mujer, que de él se enamoró locamente siendo una chiticalla, por motivo de una partícula encendida que saltó a la morena ceja de él al bromearle con el cigarrillo que degustaba.
Ceguera amorosa que siempre le hizo creer en el profundo respeto que él le profesaba, sin presentar jamás celos y siempre creyó en su cariño, pues a cada momento apreciaba señas de ese sentimiento que gastaba con ahínco para ella y para sus seres más queridos. Regalo del que siempre gustó su amada, que le llevaba a la inteligencia de saber estar con él en todo momento guardándole el más escrupuloso asentimiento, que a ambos les hacía ser conveniente a uno para el otro.-
Así lo opino.

LORENZO ARES ROBLES - Mondoñedo


NOTA: LAS OPINIONES VERTIDAS EN ESTE ESPACIO SON DE EXCLUSIVA RESPONSABILIDAD DE SUS AUTORES Y NO REPRESENTAN NECESARIAMENTE LA OPINIÓN DEL EDITOR.
Para publicar un artículo firmado en esta sección escribir a: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla
  
 


 
Mondoñedo en Twitter

Mondoñedo en Facebook
Destacados
Mondoñedo nevado Mindonienses en el mundo Viaje al pasado

 
© 2017 Mondoñedo en www.mondonedo.net