El Portal de Mondoñedo en FacebookSíguenos en TwitterVídeos de Mondoñedo en YouTubeTitulares RSSGalería de fotosBuscar en El Portal de MondoñedoMindonienses en el mundoAgendae-mail gratis
Mondoñedo
Inicio
Monumentos
Historia
La Ciudad
Naturaleza
Personajes
Ferias y fiestas
Mondoñedo en cifras
Con voz propia
Fotografías
Galería de fotos
Viaje al pasado
Fondos de pantalla
Mondoñedo TV
Idioma
Página en Español
Páxina en Galego
Actualidad
Noticias
Elecciones Municipales
Cultura
Deportes
Reportajes
Novedades de la web
Calendario
Servicios
Mapa de la emigración
Agenda
Enlaces web
Libro de visitas
E-Mail Gratis (GMAIL)
E-Mail Gratis (ZZN)
Sala de Juegos
Info mondonedo.net
Mapa del sitio
Colabora
Uso de cookies
Buscador
En linea...
Contador
22776375 visitas
 
As San Lucas 2011, y van 855 años
12 / 10 / 2011 > Con voz propia Compartir en Facebook Compartir en Twitter
Un año más, y la ciudad de Mondoñedo se dispone a celebrar sus “inseparables” ferias y fiestas de AS SAN LUCAS, 2011, a pesar de que algunas personas, hace ya muchos años, pronosticaban  - tal vez mejor informados que el que esto suscribe – la desaparición de las mismas. Ya se sabe ese dicho de que un pesimista es un optimista bien informado.
Pero no siempre se acierta en el diagnóstico y en este caso concreto traigo aquí las palabras de Rosalia referidas a Galicia y escuchadas hace pocos días: “MORRE DE ANGUSTIA E CRUCIFICADA EN SOMBRAS”.
Cuesta imaginar un Mondoñedo sin AS SAN LUCAS; seria algo así como una  Pamplona sin  sus San Fermines o una  Valencia sin Fallas. Son fiestas sin fecha de caducidad y en la dificultad radica su propia vida y sus posibilidades de supervivencia.

Me sorprendo y me alegro y cuesta imaginar el trabajo que en pocos días tiene que desarrollar la comisión de ferias y  fiestas y alguna asociación, que según recuerdo haber  leído,  también puso manos a la obra y arrimó el hombro para  que, a pesar de la grave situación económica tan difícil que atraviesan las instituciones  - austeridad en el gasto que obligan a hacer  de la necesidad virtud -  y sociedad en general, de un día para otro, ya se cuenta con un  programa de festejos que no desmerece en absoluto del de otros años de “vacas gordas”.  No se puede reprochar nada,  y sí agradecer la dedicación, entrega  y esfuerzo, a no dudarlo, de estas personas para que Mondoñedo siga teniendo sus ferias y fiestas de AS SAN LUCAS. No reconocerlo – y no se trata de dar coba a nadie - lo consideraría una descortesía. ¡¡Enhorabuena!!

Ya sabemos que nunca llueve a gusto de todos, y habrá, como no podría ser de otra manera, voces críticas y pondrá de uñas a algunas personas,  pero no hay que preocuparse. No es cuestión de pareceres, sino de cifras y aunque soy muy malo con los números y se precisaría  de un estudio riguroso de sus efectos,  me atrevería ha decir que esto no es un  “gasto”  y sí más bien una “inversión”,  ya que, con toda probabilidad, entre pitos y flautas,  y afinando con los números, MONDOÑEDO ingrese más que gasta en el negocio que todo lo mueve.

En estos días de algarabía,  gran número de puestos  ocupan  toda la ciudad, siendo la alameda y  el campo dos Paxariños (entonces campo de fútbol) los máximos exponentes de esta tumultuosa feria y fiesta.  Dejo para quienes sabían escribir mucho mejor que yo y con más ricos conocimientos y capacidades  lo que significan y son AS SAN LUCAS: 

D. Alvaro Cunqueiro: “… una vez al año nos hacemos ricos los de Mondoñedo con el trato ferial, con el barullo de pregones, ofertas y demandas vocingleras, barracas, tómbolas, ciegos con horribles crímenes cantando…Solo por ver desde lo alto a Mondoñedo entre el oro y el verde de octubre, y oír el rumor que sube del ferial: como el rumor del mar, merece la pena”.

D. José Ramón Santeiro: “Y por unos días se transforma en mercado estridente, en feria antigua que revive sus lances mercantiles y la picaresca del trato. Luego vuelve el silencio por el que la vida discurre, fecunda”.

D. José Trapero Pardo: “Asistir a estas ferias y fiestas viene a ser devoción para muchos, pero obligación también para otros”.

D. Eduardo Lence-Santar: “Son las más importantes de Galicia, Asturias y León, pues fueron establecidas en el glorioso obispado de Don Martín (1212-1246). Son principalmente, de ganado caballar (bravo y manso), mular y asnal; pero en ellas se venden también muchas cosas necesarias para la vida.”

En los años de mi niñez y adolescencia, se vendía de todo y “los puestos” que así les llamábamos, eran  de lo más pintoresco y variado que uno se puede imaginar y hacían las delicias de lmuchos mindonienes y paisanos – niños y mayores -  que nos contagiábamos de alegría,  muchos de los cuales se equipaban  de infinidad de cosas – normalmente artículos de primera necesidad -  para su uso y disfrute durante todo un año,  hasta que volviesen las próximas SAN LUCAS. Eran tiempos difíciles, de escasos medios en general, aquellos año 1950.

No se me pasan por alto los innumerables ilustrados e instruidos  pregoneros/as que, año tras año,  ensalzan estas ferias y fiestas, haciendo que su mente deambule en la dispersión y de los cuales podría entrecoger – con toda seguridad -  frases maravillosas y estupendas, cada cual a su estilo, con sus recuerdos y su parte subjetiva,  según sus  vivencias.

De entre todo lo dicho, destacaría como icono de todo este acaecer y devenir  sanluqueño,  el Santuario de la Virgen de los Remedios, que especialmente los días 18 y 19,  son innumerables  los romeros y fieles  que se postran a sus pies,  venidos de todos los puntos de la Diócesis.

No se si ya he escrito en otra ocasión esto que sigue – perdón si me repito -  pero como anécdota y curiosidad para muchos mindonienses y amigos, en su  libro HISTORIA DE MONDOÑEDO, que dejó escrito mi  recordado director,  amigo e hijo adoptivo, D. Francisco Mayán Fernández, dice lo siguiente:  “Innecesario es decir que todas la ferias y mercados fueron siempre las más importantes las de San Lucas, a las cuales acudieron ganaderos de España entera; por cierto que, dado lo inseguro del tiempo en el mes de octubre en que se venían celebrando, se intentó en 1757, trasladarlas al mes de agosto, confundiéndolas con las que en esa fecha tenían lugar desde época de Alfonso VII; pero, aún habiendo conseguido el correspondiente permiso real, cosa que no se logró  hasta marzo de 1759 y a costa de muchos esfuerzos, hubo precisión de volver a lo primitivo ante el fracaso del ensayo; obteniendo nueva Real Cédula en 1763, para tornarlas al mes de octubre”.

Para finalizar, mi felicitación más sincera al Concello,  reina de las fiestas y  corte de honor, al ilustre pregonero y a todas las gentes que hayan contribuido, de una u otra forma, a que estas ferias sigan cumpliendo años y siglos. Yo creo honestamente que todo esto nos debe llenar de orgullo a los mindonienses.

¡Buenas y felices ferias y fiestas a todos los mindonienses, sanluqueños y visitantes¡


Antonio Doménech Ladra - Valencia


NOTA: LAS OPINIONES VERTIDAS EN ESTE ESPACIO SON DE EXCLUSIVA RESPONSABILIDAD DE SUS AUTORES Y NO REPRESENTAN NECESARIAMENTE LA OPINIÓN DEL EDITOR.
Para publicar un artículo firmado en esta sección escribir a: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla
 

 


 
Mondoñedo en Twitter

Mondoñedo en Facebook
Destacados
Mondoñedo nevado Mindonienses en el mundo Viaje al pasado

 
© 2017 Mondoñedo en www.mondonedo.net